MÁS NOTICIAS
02/23/2024

Un consejo para todos los delincuentes que anidan en España /por Pla Ventura

Pedro Sánchez ‘Delincuente Cum Laude’
«..yo aconsejaría a todos los delincuentes de España que, por aquello de ejercer su “profesión” se adentren en política puesto que, una cosa es la vida civil y otra muy distinta la política, un mundo putrefacto en el que cabe todo, hasta que los delitos se conviertan en bendiciones y, lo que es peor, para colmo, hasta tienen gentes que les aplauden sus fechorías..»
Un consejo para todos los delincuentes que anidan en España
Pla Ventura
Toros de lidia/13 diciembre, 2023
Delinquir es un hecho tan cotidiano como la vida misma, algo que sucede a diario en cualquier ámbito de nuestra sociedad y, cuidado, si el delito es pequeño la pena puede ser elevadísima mientras que, para los malhechores de las fechorías, por aquello de tener grandes abogados la pena queda soslayada e, incluso, en ocasiones, hasta prescrita, cuestión de habilidad por parte de los letrados que, lógicamente, saben de leyes más que los que las inventaron y, claro, las aplican.
Por unas y otras razones, el delito sigue siendo algo cotidiano que, al parecer, los llevan implícito en su ser un tipo de personas indignas que no merecen el menor respeto por parte de nadie. Pero tenemos que convivir con dicha lacra que, por muchas leyes que se apliquen, éstas quedan relegadas por la astucia de los que saben manejar los hilos para que el delincuente quede impune.
Claro que, respecto al delito, yo aconsejaría a todos los delincuentes de España que, por aquello de ejercer su “profesión” se adentren en política puesto que, una cosa es la vida civil y otra muy distinta la política, un mundo putrefacto en el que cabe todo, hasta que los delitos se conviertan en bendiciones y, lo que es peor, para colmo, hasta tienen gentes que les aplauden sus fechorías.
El peor delito del mundo, conceder la amnistía a los criminales golpistas y eliminar todo aquello que pudiera tener tintes fraudulentos para que, unos apestados se burlen de la ley y, los que han propiciado dicha infamia queden todos como reyes recibiendo la ovación de sus plebeyos. El ejemplo de lo que digo no es otro que ver como esos corruptos criminales que le asestaron un golpe de estado a España desde Cataluña, todos gozan de la libertad y, el rato que estuvieron a la sombra se les trató como si fueran héroes porque, según ellos, eran políticos presos por un régimen absolutista; en realidad, eran presos con un delito tremendo sobre sus espaldas y así deberían de haber estado durante treinta años, como los pasó Antonio Tejero.
Insisto que, hay que ser estúpido para cometer delitos en la vida civil teniendo tan a mano la política para ejercer la maldad, el delito, la malversación, incluso el terrorismo si hace falta. Lo digo porque, si todo eso se hace desde dentro del seno de la política, siempre de izquierdas, claro, ahí no cabe delito alguno; es más, hasta se extorsionan las leyes para que, lo que hoy sea punible de delito, mañana se torne pura bendición, ahí está el caso de Pedro Sánchez que, por lógica, aplicando las leyes, debería de estar en la cárcel; pues no señor, es el presidente del gobierno de unos descerebrados que le han votado.
Es cierto que, todos los delincuentes que han anidado en política que eran de derechas, todos han purgado sus penas. Por el contrario, tenemos cientos, miles de delitos cometidos por la izquierda y ninguno de los dirigentes que han delinquido o amparado a los malhechores, nadie ha sido condenado, los Eres de Andalucía es un clarísimo ejemplo de lo que digo y, no te quiero contar todo lo que Pedro Sánchez ha propiciado para favorecer a un hijo de puta fugado de la justicia que, muy pronto llegará a España con honores de jefe de estado.
Cierto es que, además de erradicar todo delito cometido por esos criminales golpistas, para colmo, la broma de que Sánchez siga en su sillón, nos costará a los españoles quince mil millones de euros que, según los catalanes se los pasarán por el arco del triunfo pero lo pagaremos los españoles decentes que trabajamos con unos impuestos escalofriantes, todo para que una pandilla de criminales se vayan de rositas y, lo que es peor, logrando que un fugado de la justicia de España, que se fugó porque sabía que se le podía aplicar la ley; ahora, como esa ley ha muerto, el hijo de mil padres se siente poderoso, hasta el punto de tener arrodillado a sus pies a ese apestoso, mentiroso, ruin, asqueroso y criminal llamado Pedro Sánchez, preparado para favorecer a los enemigos de España.
A todo esto, ¿qué pensarán los catalanes decentes que no quieren la independencia y que solo quieren trabajar como lo hicieron toda la vida? Si somos realistas, no pensarán nada porque ya les han lavado el cerebro mediante la televisión catalana para convencerles de que el resto de España somos todos unos hijos de puta que no les hemos dado la libertad que merecen. 
¿Y con semejantes planteamientos todavía queda gente que critica a Santiago Abascal? ¡Qué cosas! ¿Verdad?
Las imágenes nos muestran dos tipos que ejercen la delincuencia; el primero se ha pasado por el forro de sus cojones las leyes y, el segundo, un prófugo criminal buscado por la justicia, gracias a Pedro Sánchez ha quedado exonerado de todos los delitos que cometió. Y con semejante planteamiento queremos que haya paz en España.