San Isidro: Una moruchada que nos bajó de las nubes / por Jean-Charles Olvera

Las formas de la moruchada de Valdefresno
La próxima tarde venteña, que esperamos sin viento, será con el riojano Diego Urdiales, el cóndor Andrés Roca Rey y el jerezano Ginés Marín que regresará tras la grave cornada sufrida en este ruedo el 15 de mayo…: cosas de toreros.
Jean-Charles Olvera
Por una vez que veíamos un encaste diferente (Atanasio-Lisardo), tuvimos la desgracia de sufrir una moruchada de Valdefresno.
Peor si añadimos el viento fresco muy molesto para el toreo que sopló durante toda la corrida. Una desilusión que nos hizo bajar de nuestras nubes tras la gran novillada de Fuente Ymbro del lunes, aun en memoria. Un regreso penoso en tierra firme.
Lote cinqueño, desrazado, con toros abantos, sueltos, calamocheando con caras altas, pegando derrotes secos y arreones bruscos, con embestidas cortas y violentas, muy defensivos y un largo etcétera de condiciones adversas de mansos que exigían una lidia muy firme.
Eso sí, en lo general bien presentados, con caras de estampas y sin doblar las manos, de ahí que ninguno fuera protestado saliendo de toriles, pero casi todos pitados en el arrastre.
Difícil confirmación tuvo el luso Juanito con este tipo de toros. No pudo con sus recursos limitados frente a tanta adversidad. Destacaremos algún derechazo en fin de faena con Manzanillo, su toro de confirmación, y pocas más. Desbordado por el peligroso último de la tarde con el cual escuchó dos avisos perdiendo los papeles con la cruceta y una decena de descabellos. Una pesadilla para él.
También sudó lo suyo Daniel Luque al 2º de la tarde sufriendo varios enganchones. Con madurez y firmeza plantó cara al 4º al que mandó finalizando en tablas por cercanías, con luquecinas incluidas y cruzando mirada desafiante al 7 tras oír alguna protesta.
A contraestilo del toreo de José Garrido fue su lote. Lidió con el vendaval en contra al 3º, rajado y querencioso, sacándole finalmente una destacable serie por derechazos en una faena rematada por manoletinas previas al aviso. Prendió una estocada entera y tuvo que escapar el diestro del arreón que pegó el toro persiguiéndole hasta en tablas. Solo fue un susto tras una espada efectiva que le valió leve petición y vuelta al ruedo. Con el deslucido 5º por fin vimos un ramillete de verónicas y chicuelinas bajas y nada más después con la franela.
Garrido paseó el anillo
Añadir que el lote de Juanito fue anunciado equivocadamente como de Valdefresno. Ambos toros (1º y 6º) salieron con el hierro de la misma casa pero de los Hermanos Fraile Mazas (el primitivo hierro de Juan Luis Fraile Valle en forma de M), hierro perfectamente visible en cada astado. Estos toros lucieron la divisa encarnada y amarilla de Valdefresno en vez de la divisa verde, azul y roja de los Hermanos Fraile Mazas que les correspondía. Un fallo sorpresivo en la plaza más importante del mundo. La seriedad de un coso también se nota en estos detalles.
La próxima tarde venteña, que esperamos sin viento, será con el riojano Diego Urdiales, el cóndor Andrés Roca Rey y el jerezano Ginés Marín que regresará tras la grave cornada sufrida en este ruedo el 15 de mayo…: cosas de toreros.
Enfrentarán los Fuente Ymbro, por 2ª vez de los tres festejos de esta ganadería anunciados esta feria. Ojalá los pupilos de Ricardo Gallardo nos regresen de esas nubes donde nos dejaron sus novillos el lunes y desde las cuales tuvimos que bajar durante esta triste y fría moruchada.
A %d blogueros les gusta esto: