Rodearse de mujeres para presumir de feminista no es más que repugnante machismo.

 

A %d blogueros les gusta esto: