Premio a la Tauromaquia de Castilla y León que acaban de concedernos al Bolsín Taurino Mirobrigense de Ciudad Rodrigo

 El jurado destaca su “altruista y notable labor en la defensa de la tauromaquia a lo largo de 65 años de historia”

P R E M I O

Miguel Cid
Patriarca
Bolsín Taurino Mirobrigense
“Nunca es tarde si la dicha es buena”, dice el viejo refranero. Y creo enteramente aplicable al Premio a la Tauromaquia de Castilla y León que acaban de concedernos al Bolsín Taurino Mirobrigense de Ciudad Rodrigo. Y digo lo de “tarde” porque han pasado más de 65 años desde que El Bolsín comenzó su andadura como primero del mundo taurino.
Sin embargo, el Premio es muy joven y sólo tiene siete años; por lo que vaya una cosa por la otra.
No obstante, que se acuerden de nosotros de esta forma siempre es agradable y para los que formamos El Bolsín, no proclives a protagonismos ni parabienes resulta, sin duda, una satisfacción novedosa. Pero lo que si viene a nuestra memoria es el recuerdo de quienes fundaron la entidad hace tantos años. Ya ninguno está entre nosotros, como es lógico, pero su ejemplo y su senda es nuestra guía a seguir.
“No necesitamos dinero, necesitamos consejos” era uno de sus lemas, y viendo los tiempos que corren no deja de ser llamativo. Y, yo diría que quijotesco. Pero así eran.
Nosotros seguimos esa trayectoria tan altruista ayudando a los que empiezan, pero dándoles la oportunidad para que se la ganen ellos. En suma, aplicando lo que dijo 
 “Al bien hacer jamás le falta premio”.
Ahora, la Junta de Castilla y León, a través de su Consejería de Cultura, nos otorga este importante Premio con un Jurado que lo hace por unanimidad. No voy a decir que inmerecidamente, pero sí que también para los que ya no están y que nos marcaron un camino que, como dijo Antonio Machado, tenemos que hacer al andar.
Como el Bolsín es enteramente mirobrigense, es un premio también para nuestra ciudad que siempre nos ha apoyado a través de su Ayuntamiento, en primer lugar, y de los ganaderos, también amantes del Bolsín, y, como es lógico, de nuestras gentes que acuden con ilusión a las pruebas que organizamos. Igualmente, agradecer a tantos aspirantes, algunos figuras del toreo y, por supuesto, a nuestros pregoneros que de forma desinteresada, como todo lo que hacemos, han cantado los valores de la Tauromaquia que son nuestra pauta permanente.
Gracias por la distinción, y que Dios reparta suerte.
A %d blogueros les gusta esto: