MORALZARZAL FINAL NOVILLEROS Fonseca es un tornado Jorge Arturo Díaz Reyes

Fonseca sale a hombros con el trofeo de la Liga española. Fotograma: Plaza Toros TV
El mexicano Isaac Fonseca, corta tres orejas y bate a los punteros españoles en la “Final de la Liga Nacional de Novilladas», conquistando el trofeo. Finura de Diosleguarde, roma espada de Martínez y ansias truncadas de Manuel Perera. Encierro pobre de César Rincón.

MORALZARZAL FINAL NOVILLEROS
Fonseca es un tornado
Jorge Arturo Díaz Reyes
Crónica Toro, XI 6 2021
Isaac Fonseca, declaró de salida, “como está el toreo hay que llegar arriba a los empujones”. Y así anduvo esta tarde por el ruedo de Moralzarzal, frente a la flor y nata de la novillería hispana y dos utreros que le cogieron y apalearon ambos. Apabullante con su arrojo, arrebatado y arrebatador con su vehemencia en varios tramos de las faenas, aposentado en el buen toreo en otros (novillero auténtico), y letal y frentero con la espada. Prodigándose de rodillas, en las portagayolas (dos) y en las improvisaciones escalofriantes. Con el público y la banda en un puño, sus novillos en el otro, y el significativo trofeo final en su esportón.

Al tercero, larga cambiada de rodillas, cuatro verónicas, dos chicuelinas, media y revolera. Deja en suerte por chicuelinas galleadas cordobina y media verónica ovacionadas y tras la vara de Leiro  un celebrado quite por el mismo palo. Brindis a la Fundación «Toro de Lidia y al CAT (Miguel Aabellán); “por todo lo que hacen por nosotros” y en los medios se postra para cambiar de por la espalda de manera inverosímil. Tandas por ambas manos, unas parando más que en otras, pases mirando al tendido, hasta que “Zalamero” se las cobra echándoselo a los lomos y dándole una paliza de padre y ser mío. Nada, más cerca y más apuesta. Cuatro bernadinas y una estocada, levemente desprendida para la primera oreja ya que con la otra que se le pidieron duro unos y algunos no, don Vicente Llorente Sanz-Cruzado prefirió dejar las cosas ahí.

Le devolvieron el séptimo por inválido y le echaron el segundo reserva, de Victoriano del Río. El de la tarde (de los diez), fiero, negro y playero. Tuvo suerte con el cambio, siempre los reservas son los buenos ¿por qué sera? Las codiciosas y prontas embestida contrastaron y cotizaron el trasteo. Gayola, saltilleras, fregolina, serpentina, gran tercio de Iván García, brindis al público, y de nuevo arrodillado, pasándose los pitones por el pecho hasta decir no más. Ligando aquí, al unipase allá, pero siempre muy jugado, muy jaleado, muy emotivo. Tres ayudados bajísimos, “gaoneras” con la muleta y un laborioso igualar para tirarse a la cuna, la enorme cuna, dejando un estocadón a cambio de un puntazo y otra voltereta. Rodaron ambos. La qué se formó. !Qué escándalo! Las dos orejas cayeron, o sino allí pasa algo. El arrastre y él dieron vueltas triunfales y con prendas muchas. Una rumba.

El salmantino Manuel Diosleguarde, torero fino, hizo las cosas más estéticas de la corrida y también la más antiestética, el bajonazo al inválido quinto. Su primero, noble, suave, docilón y blando permito la templada lentitud, pero no emocionaba. La faena fue pulcra, maja, por encima del animal, y la gran estocada recibió una oreja para la que hubo de poner todo.

Jorge Martínez, triunfador del ciclo andaluz, se llevó inesperadamente el único bravo de los torreones, primer reserva, “Callejero”. Con cuajo de toro (por eso le había dejado fuera, seguro) el esmirriado titular había sido devuelto pues no podía con su alma y motivó una bronca. Le honró con faena emotiva y a trechos plausible, y hubiese podido tocar pelo, las embestidas y el trapío transmitían pero ocho pinchazos cinco descabellos, dos avisos y casi el tercero, sumieron todo en la tristeza. Con y el flojo y soso segundo pasó silenciado piadosamente.

Manuel Perera, es mucho más de lo que mostró esta tarde. Contagiado de la sosería claudicante de su lote aburrió y desacertó con el estoque. Dos pinchazos y espada delantera sl cuarto, y pinchazo y estocada delantera al octavo (que en realidad fue el décimo). Pasó de puntillas

Los dos sobreros salvaron la corrida. El Torreón tuvo una presentación lánguida, bastante prostestada, con la falta de fuerza, bravura y trapío como denominador. Es paradójico que un torero de tanta raza optara como ganadero por criar tan poca.

FICHA DEL FESTEJO

Moralzarzal. Sábado 6 de noviembre 2021. Final de la liga nacional de novilladas. Menos de media plaza. Diez utreros, nueve del El Torreón, de cuastilonadas hechuras, dóciles, desrazados y flojos, excepto el encastado 3º y el bravo 6º bis ovacionado en el arrastre, completó la decena un fiero 7º bis de Victoriano del Río que recibió la vuelta al ruedo.  

Manuel Diosleguarde, oreja y saludo.

Jorge Martínez, silencio y silencio tras dos avisos.

Isaac Fonseca, oreja con petición de ora y dos orejas.

Manuel Perera, silencio y silencio tras aviso.

Incidencias: Saludaron: Saludaron Elías Martín tras parear al 5º e Iván García tras parear al 7º bis.  Al final del festejo Isaac Fonseca recibe el trofeo como triunfador de la “Liga Nacional de Novilladas” y sale a hombros de la plaza.

A %d blogueros les gusta esto: