MÁS NOTICIAS
02/28/2024

Lo cuenta Pla Ventura: Vayamos preparándonos para lo peor

Lo dije el mismo día que tomó posesión en su cargo como ministro de Cultura que, como se comprueba, para tal menester puede ser el primer idiota que pase por la calle. En este caso se llama Ernest Urtasun y, con semejante nombre y apellido el que espere algo bueno de este personaje, que no le pase nada. Dije al respecto que habíamos salido de Málaga, pero entrábamos en Malagón y esta es la prueba. El indeseable de Iceta no hizo nada por la tauromaquia pero, pese a todo, tendremos que agradecerle que no hiciera nada, lo digo porque, Urtasun, está a un paso de hacer lo que le viene rondando por la cabeza que no es otra cosa que prohibir la fiesta de los toros. De momento, el indeseable nombrado ya ha “salido” en la Cadena SER –no iba a ser en ES Radio o en la Cope- diciendo que la mayoría de los españoles no quiere la tortura de los animales.

De momento, el tipo aludido ya va sembrando el odio para que, llegado el momento, promulgue un referéndum contra los toros para desdicha de los aficionados. A estas gentuzas no las para ni Dios. No tienen prisa, pero su objetivo está clarísimo, acabar con la fiesta lo que supone perder miles de puestos de trabajo en todos los órdenes, defenestrar el ecosistema de las dehesas porque si las mismas que ahora albergan las ganaderías ésta dejan de existir, ya me contarán el panorama.

Según Urtasun, la mayoría de los españoles no quiere tortura para los animales pero, se traga la bola de todo lo que el social comunismo les quiera vender y, encima lo aplauden. Cuidado que, lo de mayoría se lo ha inventado el indeseable, otra cosa muy distinta sería que se pronunciara el pueblo español ante tan macabra cuestión que, como decía, podría arruinar a miles de personas, desertizar el ecosistema y encontrarnos en la miseria más insospechada. Pero ya vemos que, ante temas tan profundos, nadie repara; eso sí, los comunistoides se comen los chuletones de cerdo sin matarlo y encima pretenden que les creamos.

Como sabemos, la fiesta de los toros tiene muchos problemas internos que, con gran esfuerzo por parte de todos se podrían paliar de alguna u otra manera. Eso sí, lo que no tiene solución es que llegue un tipo apestoso al cargo de ministro de cultura, cuestione la fiesta y, veladamente nos vaya diciendo que los españoles no quieren la tortura animal y, se queda más ancho que largo, sin pararse a pensar que, como antes decía, prohibir dicha fiesta sería un atentado con la sociedad en que vimos pero, de estos cafres se puede esperar todo. ¿De verdad creía la gente todo lo que ha pactado y ha hecho Pedro Sánchez con separatistas, criminales y gentes de mal vivir? Nadie lo creíamos pero, es una realidad que aplasta; eso sí, lo justifican todo. Ahora dicen que por fin habrá paz en Cataluña gracias a Pedro Sánchez. Y usted y yo nos lo creemos ¿verdad? Digo todo esto para que entendemos que con esta patraña de individuos es todo posible y, lo que es peor, una vez lo han hecho le quieren dar tintes de normalidad. Apretémonos los machos que mucha falta nos hará.

Ellos, estas gentuzas que dicen gobernar España pueden hacer todas las barbaridades que crean oportunas, las que repudian la mayoría del pueblo español pero, eso no cuenta para el comunismo actual puesto que, entre sociatas y comunistas han llevado al país a la deriva pero, no contentos con ello, como muy bien predije cuando vi la cara del ministro de cultura, sabía que estaba tramando lo del referéndum, eso sí, adornado con la cuestión sentimental de los animalistas que no quieren que sufran los animales. Y como se ha puesto en valor semejante cuestión, el pueblo borreguil, votará para la exterminación de la fiesta que, como dije, supondría miles de millones de pérdidas en todos los órdenes pero, habrán logrado lo que querían, exterminar una especie animal única en el mundo como es el toro de lidia. Y si dicen cuidar al lince ibérico, ¿de dónde viene ese odio contra los toros? Sobran las preguntas. Cuando un tipo determinado tiene el odio dentro de su ser, una vez que ha ostentado el poder es el momento para la destrucción, es el caso de Ernest que, emulando a Nerón cuando quemó Roma, Urtasun se lo quiere pasar de vicio cuando haya prohibido los festejos taurinos. Seguid votándoles, socialistos. Todavía os pasa poco. Claro que, más tarde, las consecuencias de unos graciosos las pagamos todos, pero con un precio elevadísimo. Que Dios nos pille confesados.

Podía haber ilustrado en el ensayo con una foto del indeseable comentado pero, he preferido alegrar las retinas de todo el mundo con un derechazo sublime del gran Diego Urdiales.

Leer máshttps://torosdelidia.es