MÁS NOTICIAS
02/29/2024

Lo cuenta Pla Ventura: La noticia y algo más

Si de toros hablamos, cada día ocurren cosas de relevancia que, la mayoría de los medios informativos dan la noticia como tal y, todo queda ahí pero, sin profundizar en lo más mínimo en el motivo por las cuales han sucedido. En nuestro caso, alejados del estereotipo que todo el mundo utiliza, por aquello de aprender al tiempo que mostramos la verdad, ello nos reconforta y anima para seguir el pie del cañón y contar los que los demás callan. Cuidado que, si se me apura, hasta entiendo a los mudos porque su gran mayoría todos están adscritos al “régimen” taurino y no pueden decir lo que sienten, algo así como en política que, por ejemplo, García Page, confiesa no estar de acuerdo con su amo de Madrid pero, llegado el caso manda votar a sus diputados a favor de las felonías de Sánchez, sin el menor rubor.

O sea que, es la mentira personificada la que se ha adueñado de la sociedad en su conjunto en que, unos por mucho dinero y otros por el poder y en su inmensa mayoría, por aquello de recibir una palmadita en la espalda, eso de la verdad les suena a cuento chino a todo el mundo; vayamos por encimita, piensan todos y, no vaya a ser que nos encontremos con más enemigos de los deseados. Y, centrándonos en el mundo de los toros, lo que se dice opinar, aquí no opina ni Dios; con la excepción de Antonio Lorca en el País y, algunos, opinan para lanzar el botafumeiro al sistema que, al parecer tanto beneficio le sacan.

Nosotros pensamos todo lo contrario porque, en definitiva, lo único que nos mueve es satisfacer al aficionado, aunque muchos digan que son tres docenas los que quedan, nada importa. Y el aficionado que pasa por taquilla debe de saber mediante nuestras letras todo aquello que ocurre entre bambalinas que, por supuesto, no tenemos la solución al problema, pero sí la valentía de la denuncia para que todo el mundo sepa de los burdos entresijos del toreo. A lo largo del año en cuestión hemos abordado todos los temas candentes que tanto daño hacen a la fiesta, el afeitado, las miserias que les pagan a los toreros, las ingratitudes a las que son sometidos, las burlas que tienen que soportar por aquello de estar en un mundillo dominado por cuatro mientras que, el resto, todo son vasallos de su amo. Mil y una denuncias hemos formulado a diario; sí, he dicho a diario y que nada tiene que ver con las retahílas que muchos nos quieren contar por aquello de estar a favor del poder.

Luego, uno, humildemente, analiza la estadísticas y son los datos los que nos obligan a seguir por este sendero tan duro como escabroso. Lo digo porque, somos el único portal del mundo que no mendiga entradas por aquello de que, el amo le hace caricias a su caballo para montarlo y, una vez montado, le azota si hace falta. Nunca caímos en semejante error porque toda nuestra vida la hemos basado comprando la correspondiente localidad de la plaza en que nos encontrásemos para contar todo aquello que habíamos presenciado y, de igual modo hemos utilizado la televisión, para ver la imágenes, las corridas retrasmitidas y, tras las mismas contar lo que nosotros entendemos como la verdad que, cuidado, nadie está obligado a secundarnos pero, por los datos de los que antes comentábamos, tenemos más seguidores de los que nunca habíamos imaginado.

Ahora mismo, de cara al año que viene, ahí tenemos el caso de Valdemorillo, una vez más, un tema que hemos combatido hasta la saciedad pero que, nada podemos hacer contra las tropelías que dicha plaza lleva a cabo; nada podemos hacer, pero sí pronunciarnos al respecto de que, en dicha plaza ha muerto la ilusión de aquellos que anhelaban un puesto en dicha plaza para, llegado el caso de tener un éxito, el mismo les sirviera como tarjeta de presentación en Madrid. Por lo que deducimos, en Valdemorillo hay dinero a puñados, por ello se contrata a las grandes figuras del toreo, para que se den un paseíto por dicho ruedo, con todos amorfos y sospechosos de pitones, con un dinerito sabroso y, el que tenga penas que se muera. Es otra prueba más del sistema que, o estás dentro o te puede partir un rayo sin que tengas que salir de tu casa.

¿Quién le llamó guarra a Ana González, la que fuera alcaldesa de Gijón y que cerró la plaza por su antojo personal? Nadie dijo nada, salvo que se había cerrado la plaza citada; no señor, no se había cerrado, la clausuró una sociata asquerosa que, sin motivo alguno, basándose en el odio que les rezuma a todos, la nefasta tiparraca cerró el Bibio. Y así, cientos de asuntos que hemos tenido que dirimir y, en el peor de los casos, contárselo al mundo. ¿Qué hemos ganado? No sé si mucho o poco, pero sí sabemos que la plaza de Gijón no sufría el menor deterioro como inmueble porque cambió el gobierno de la ciudad y se abrió el coso de nuevo, lo que viene a certificar que nosotros teníamos razón en nuestras críticas.

Y me pasaría horas y horas resumiendo todos los temas que hemos abordado a lo largo del año pero, me basta y me sobra con los que dicen nuestros lectores que, a diario nos muestran su satisfacción personal. ¿Cabe dicha mayor?

 

 

 

 

Leer máshttps://torosdelidia.es