La izquierda, ya sin sus banderas históricas, se apuntalará en sus nuevas batallas engañosas.

La izquierda, ya sin sus banderas históricas, se apuntalará en sus nuevas batallas engañosas.

 

 

La izquierda, ya sin sus banderas históricas, se apuntalará en sus nuevas batallas engañosas.

A %d blogueros les gusta esto: