La historia que no cesa: los cobardes se envalentonan, cuando nadie tienen enfrente

La historia que no cesa: los cobardes se envalentonan, cuando nadie tienen enfrente. Por Miguel Sánchez

A %d blogueros les gusta esto: