La Corona debe ser neutral en lo opinable y beligerante en la defensa de la libertad, la unidad de España y su permanencia.

Monarquía y «progresismo». Por José Enrique Villarino Valdivielso

A %d blogueros les gusta esto: