MÁS NOTICIAS
03/04/2024

Juan Ortega… el torero / por Antolín Castro

«..La mejor manera de callar las bocas, se dieron en el ruedo, con su toreo y su salida en hombros, sin necesidad de alcanzar fama por otros caminos ajenos a ponerse delante del toro y dejar constancia de sus capacidades artísticas..»
Juan Ortega… el torero
Antolín Castro 
Opinión y Toros/11 Febrero 2024
Resultó que Juan Ortega era torero y no un personaje de la farándula o del papel cuché.

El aficionado a los toros ya lo sabía y no tenía duda alguna, pero muchos otros, quienes le han conocido por una noticia puntual, extendida hasta la náusea por televisiones y revistas dedicadas al corazón, quienes hicieron de una situación personal carnaza para dar de comer a los buitres, ahora deberán reconocerle por lo que es: torero.

Ha sido en el pueblo serrano madrileño de Valdemorillo donde ha trenzado su primer paseíllo en España, con una expectación añadida por quienes querían ver de cerca al ‘novio’… allí se han encontrado con el torero que es.

Ortega no solo es torero, sino que es un gran torero con mucha más sensibilidad que la de todos esos medios juntos. Las palabras que debía decir para responder a tanta desinformación las ha dicho delante del toro.

Hay que recordar a quienes vienen diciendo que todo ha sido un montaje para hacerse publicidad y de ese modo entrar en más ferias y carteles, que Juan estaba anunciado en Valdemorillo por su actuación triunfal del pasado año, no le hacían falta noticias extra taurinas para merecer ese contrato. Del mismo modo que está anunciado en otras plazas, todo por los méritos contraídos en el ruedo y no en las revistas y programas del mal llamado ‘corazón’.

Los aficionados fueron a verle no para curiosear, sino esperando encontrarse con la suerte de que un buen toro le acompañara al altar de la tauromaquia. Sus maneras toreras hicieron el resto, dejar muy clarito que hablamos de un gran torero, no de un aspirante oportunista a lanzar su carrera con premeditadas argucias.

La mejor manera de callar las bocas, se dieron en el ruedo, con su toreo y su salida en hombros, sin necesidad de alcanzar fama por otros caminos ajenos a ponerse delante del toro y dejar constancia de sus capacidades artísticas.

El primer paso ya se ha dado, ahora a seguir llenando páginas en los medios taurinos y dejar de estar en los que no lo son, en todos aquellos que solo se acercan a la Tauromaquia si con ello mejoran sus réditos o se sirven de ella solamente para maltratarla.

Relacionado: Valdemorillo: Juan y Ortega, de las heridas nace el arte/ por Por Jean-Charles Olvera – España