José Antonio Primo de Rivera

La madrugada era húmeda y fría, desangelada, cuando resuenan las descargas del piquete revolucionario, sediento de venganza y cargado de odio y rencor. Catorce milicianos, anarquistas y comunistas, son los encargados de disparar ochenta disparos en aquel triste y desolador amanecer. El lugar, improvisado patíbulo, escenario de aquel aciago día, era el patio número cinco
Read More »

La entrada José Antonio Primo de Rivera se publicó primero en El Español Digital «La verdad sin complejos».

A %d blogueros les gusta esto: