Hay que darle la vuelta a todo para que las cosas vuelvan a tener sentido, y para que nuestra bandera esté como Dios manda.

 

A %d blogueros les gusta esto: