Goleando y disfrutando: el Madrid gana la Liga a lo grande, ¡CAMPEONES!

El equipo de Ancelotti le puso la guinda al torneo de la regularidad goleando al Espanyol por 4-0.
Goleando y disfrutando: el Madrid gana la Liga a lo grande, ¡CAMPEONES!
DAVID JORQUERA
D. C. / Madrid, 30-04-2022
El Real Madrid se proclamó campeón de la Liga 2021-22 después de imponerse por 4-0 al Espanyol en el Santiago Bernabéu. Los de Ancelotti sólo necesitaban un punto pero gracias a los dos goles de Rodrygo, el gran protagonista de la tarde, otro de Asensio y el último de Benzema, se llevaron un justo triunfo que confirma que los de Ancelotti han sido, de largo, el mejor equipo de España en toda la temporada.
A pesar de que era algo que se esperaba, lo cierto es que, al menos de primeras, sorprendió ver una alineación del Real Madrid para un día en el que podía ganar la Liga con jugadores como Vallejo, Marcelo o Mariano. Claro, luego uno piensa en lo que viene el miércoles, y la distancia con los rivales en la Liga, y la explicación era clara. Es lo que había que hacer.
Con tanto cambio, al Madrid le costó amarrar el balón como suele hacer. Formado en un 4-2-3-1, el equipo de Ancelotti intentaba generar superioridades abriendo a los extremos y con laterales profundos.
Mariano, dos ocasiones sin premio
Eso sí, la primera ocasión del encuentro llegó de la manera más ‘rudimentaria’, es decir, con un centro al área, un toque en el segundo palo de cabeza, obra de Casemiro, y una aparición de Mariano, también con la testa, para tocar el balón y estamparlo contra el palo de la meta de Diego López.
En un equipo con tanto suplente la presencia de Modric se antojaba casi vital para Ancelotti por el simple hecho de tener a un jugador capaz de generar fútbol cerca del área contraria. De hecho, de las botas del croata salió una asistencia descomunal, en un balón con comba, que Mariano volvía a rematar con la cabeza pero, en esta ocasión, lejos del marco. Lo poco bueno en lo ofensivo que estaba mostrando el Madrid salía de los pies del ‘10’. También Ceballos empezaba a dejar su sello.

Modric ante el Espanyol

Rodrygo, el primero de la tarde
La buena noticia para los blancos era que, a pesar de la falta de conexión entre sus jugadores, la calidad marcaba la diferencia. Una subida de Marcelo, quien a pesar de sus años y de su evidente pérdida de físico sigue generando peligro cuando tiene el balón en los pies, le permitió filtrar un buen pase interior para encontrar a Rodrygo que, jugando en el puesto de Vinicius, cazó esa pelota, se la acomodó y la enchufó al fondo de la red con un gran golpeo raso y cruzado. El Bernabéu cantó el gol haciendo sonar por primera vez durante la tarde el ‘campeones, campeones’.
Otro de Rodrygo con la vista puesta en Cibeles
En ese momento, al Madrid le tenían que hacer dos goles y no marcar ninguno para no citarse con Cibeles unas horas más tarde. Una ‘quedada’ que iba a empezar a hacerse aún más evidente poco antes del descanso, después de que Rodrygo pusiera el segundo tanto de la tarde. El brasileño, junto con Mariano, se lanzó como un león a presionar la salida desde atrás del Espanyol…y cazaron a su presa. ‘Rodry’ se quedó con la pelota, avanzó unos metros y volvió a superar a Diego López con un remate hacia el palo izquierdo. El 2-0 ya suponía media sacada de billete para fiesta. El trofeo empezaba a ponerse guapo para lucir en Chamartín tras el doblete del brasileño.
Asensio sentenció tras el descanso
El Madrid tenía 45 minutos por delante para disfrutar de su título, de llevarse la ovación de su gente e, incluso, para hacer más goles. En un contragolpe made in Real Madrid que arrancó con una recuperación de Camavinga, siguió con una conducción del propio francés y lo adornó con una asistencia para que Asensio, con la derecha, superara a Diego López con una picadita. El cántico del día, el ‘campeones, campeones’, volvía a apropiarse de la grada del Bernabéu.
Ancelotti lo vio claro. El italiano dio el partido por finiquitado con ese 3-0 e hizo justo lo contrario de lo que buscó al inicio, es decir, sacar titulares. Así las cosas, Carlo metió al campo tanto a Benzema como a Kroos, también a Vinicius, para que se empaparan un poco del disfrute general de la gente.
Benzema-Vinicius, sociedad de gol
En el Bernabéu flotaba en el ambiente la sensación de que el Madrid estaba jugando en segunda marcha. Así, al ‘tran tran’, conseguía generar ocasiones e, incluso, marcar un buen gol, obra de Isco que, tras chivatazo del VAR, iba a ser anulado. El que conseguiría poco más tarde Benzema, tras una acción de Vinicius, fue muy parecido al anulado del malagueño. Un centro al área y un remate al primer toque. Karim y ‘Vini’ se abrazaron. Otra vez. La enésima durante el año. La mejor pareja de Europa.
Ceballos, gran noticia para un Bernabéu ‘loco’ y campeón
La mejor noticia, después de la obvia, la del título, fue la actuación de Dani Ceballos. El sevillano se marcó un partidazo como respuesta a los rumores que dicen que Ancelotti ha pedido que se quede el próximo año. El Bernabéu se lo agradeció en forma de aplausos, por entrega, derroche y calidad. Tres señas de identidad que el Madrid ha ido mostrando desde que arrancó la Liga en agosto y que se ha mantenido a lo largo de los meses. LARGA VIDA AL MADRID. LARGA VIDA AL CAMPEÓN DE LIGA.

Ficha técnica
Real Madrid 4: Courtois, Lucas, Vallejo, Casemiro (Isco 60’), Marcelo, Modric (Kroos 60’), Camavinga (Gila 74’), Ceballos, Rodrygo (Vinicius 74’), Mariano (Benzema 60’) y Asensio
Espanyol 0: Diego López; Aleix Vidal, Calero, Sergi Gómez, Cabrera; Vilhena (Vilá 72’), Yangel (Mérida 76’); Melendo (Morlanes 72’), Darder, Puado y RdT (Lei 72’)
Goles: 1-0 Rodrygo (32’), 2-0 Rodrygo (43’) , 3-0 Asensio (55’), 4-0 Benzema (80’)
Árbitro: Munuera Montero. Amonestó a Mariano, Casemiro
Estadio: Santiago Bernabéu.
A %d blogueros les gusta esto: