MÁS NOTICIAS
02/25/2024

El Día Cero del nuevo fútbol europeo / por Jesús Bengoechea

«..Y, al frente del Real Madrid, está por supuesto su presidente Florentino Pérez. Don Santiago vio más allá que nadie y ganó más que nadie. Más que nadie hasta que llegó Florentino, que gana tanto o más que él, ve tan lejos como el gran patriarca y encima, a punta de paciencia y fe intrínsecamente madridista, descabalga de sus poltronas a tiranos que se sirven del fútbol en lugar de servirlo..»
El Día Cero del nuevo fútbol europeo
Jesús Bengoechea
La Galerna/21 diciembre, 2023
El 21 de diciembre de 2023 es el Día Cero del nuevo fútbol europeo. Estamos ante un punto de inflexión de trascendencia histórica incalculable. La esperada sentencia del TSJE reconoce de manera clarísima el monopolio que la UEFA ha ejercido durante tantas décadas, condena taxativamente dicho monopolio como contrario a las reglas de libre competencia que consagra la propia Unión Europea y abre el camino a que los propios clubes, dueños de su destino, organicen las competiciones que estimen oportunas sin que UEFA tenga potestad sancionadora alguna.
La victoria de la Superliga, del Real Madrid como principal impulsor de la misma, y de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid, es aplastante, y hace tambalearse los cimientos de una organización obsoleta  y corrupta que ejercía de lastre para los clubes, los auténticos protagonistas de un espectáculo que, sin embargo, hasta la fecha y de manera injusta, capitalizaba fundamentalmente dicho organizador obsoleto y corrupto.
EL 21 DE DICIEMBRE DE 2023 ES EL DÍA CERO DEL NUEVO FÚTBOL EUROPEO. ESTAMOS ANTE UN PUNTO DE INFLEXIÓN DE TRASCENDENCIA HISTÓRICA INCALCULABLE
Noqueados por el alcance de su derrota, algunos apesebrados del sistema, desde hoy agonizante, se han apresurado a hacer el mismo ridículo de siempre, sólo que el de ahora es un ridículo marcado por el fracaso, que son los ridículos que de verdad llaman la atención. Han dicho que la sentencia “no avala la Superliga”. Desde luego que no, por la sencilla razón de que no era eso lo que se solicitaba de ella. Se solicitaba que se pronunciara sobre el estatus inmerecido e ilegítimo de UEFA como fagocitador del negocio del fútbol, y vaya si se ha pronunciado.
Tribunal justicia europea
El Tribunal, en definitiva, ni se ha pronunciado ni se esperaba que lo hiciera sobre lo que después, en streaming seguido por millones de personas, ha explicado Bern Reichart, CEO de A22, empresa organizadora de la Superliga. Habrá que ver si lo que ha explicado prende el interés de los clubes, pero todo hace indicar que lo hará. Muchos clubes europeos ya llevan tiempo discutiendo el esquema de la nueva competición con Reichart, y lo que ha explicado es tan convincente como de cajón: tres divisiones de Superliga a las que se accede (o de las que te descuelgas) por estricta meritocracia, un papel todavía importante de las ligas nacionales y un gran espectáculo gratuito para el espectador, que ya no tendrá que abonarse a cincuenta plataformas inextricables sino que gozará de los mejores partidos semana tras semana a través de plataformas de streaming que se autofinanciarán a través de los ingentes ingresos publicitarios derivados del megaproyecto.
LA VICTORIA DE LA SUPERLIGA, DEL REAL MADRID COMO PRINCIPAL IMPULSOR DE LA MISMA, Y DE FLORENTINO PÉREZ COMO RESIDENTE DEL REAL MADRID, ES APLASTANTE, Y HACE TAMBALEARSE LOS CIMIENTOS DE UNA ORGANIZACIÓN OBSOLETA  Y CORRUPTA
Ahora se irá viendo qué clubes se suman, y cuáles en cambio prefieren seguir ligados al caduco y deprimente chiringuito de Ceferin, que claramente no genera los recursos suficientes para sostener un fútbol que se enfrenta al reto de mantener y acrecentar el interés de las nuevas generaciones. El marchamo ganador del proyecto, en todo caso, es más visible a cada minuto que pasa. La sentencia ha destapado una corriente subterránea de deseo de libertad en los clubes, una corriente que había sido sojuzgada con una campaña demagógica (“gánatelo en el campo”) que a la luz del nuevo diseño de la competición ha quedado inservible. En la nueva Superliga no habrá otro lugar que el campo para ganarse derechos.
Superliga
Incluso aunque el proyecto final no triunfe, posibilidad que se antoja remota, el fútbol europeo tiene desde hoy una deuda con el Real Madrid como cabeza visible de la revolución, deuda superior incluso a la contraída en 1955 con la creación de la Copa de Europa. Aquello fue visión; lo de ahora es visión también, pero acompañada de la férrea determinación de no arrugarse ante las amenazas groseras sufridas durante dos años por parte de Ceferin y muchos otros, ante las bromas estultas de tipos que hoy miran hacia abajo, tratando de calibrar cuánto les vibra el suelo.
DON SANTIAGO FUE GRANDIOSO, PERO PARA CREAR LA COPA DE EUROPA NO TUVO QUE RECORDAR A NADIE QUIÉN ES EL REAL MADRID
Y, al frente del Real Madrid, está por supuesto su presidente Florentino Pérez. Don Santiago vio más allá que nadie y ganó más que nadie. Más que nadie hasta que llegó Florentino, que gana tanto o más que él, ve tan lejos como el gran patriarca y encima, a punta de paciencia y fe intrínsecamente madridista, descabalga de sus poltronas a tiranos que se sirven del fútbol en lugar de servirlo. Don Santiago fue grandioso, pero para crear la Copa de Europa no tuvo que recordar a nadie quién es el Real Madrid.
Ahora vuelvan a cubierta, amigos. El miedo es libre y seremos compasivos. Como dice mi amigo Manuel Matamoros, dejaremos a los cobardes volver a subirse al barco. Nos hacen falta grumetes.