El caso Pegasus o el Gobierno que no previó la capacidad destructiva de su cortina de humo

Ningún miembro del Ejecutivo debió salir a los medios a confirmar el espionaje sin que estuviese claro quién debía ser el cabeza de turco.http://www.libertaddigital.com

A %d blogueros les gusta esto: