MÁS NOTICIAS
03/01/2024

Desde La Rioja: «Clarito» (y III)

-Con 92 años fue homenajeado en Logroño, por mediación de Matías Prats, y la “Peña 21” le dedicó una placa en la vieja plaza de toros.

-Asistió su hijo Diego Jalón Holgado, una hija, Matías Prats, Pedrés, Manolo Camará, Jesús Chopera…y don César asistió a una novillada en “La Manzanera” y a la cena benéfica en “Cocina Económica” de Logroño.

El 20 de junio de 1981 se le hizo un homenaje en Logroño, merecido y tardío, y la “Peña 21” le dedicó una placa de recuerdo en la salida de cuadrillas de la plaza “La Manzanera”: “La Peña 21 a D. César Jalón “Clarito”, ilustre escritor, riojano insigne y crítico taurino”. En la madrileña Venta de Batán se lee en una terracota: “A César Jalón “Clarito”, cuyas críticas de gran sensibilidad y bella prosa magnificaron la fiesta y dieron autoridad y respeto a sus juicios. San Isidro 1963”.

Tras descubrir la placa riojana, en el Instituto de Estudios Riojanos el crítico taurino local Gonzalo Carrillo habló  con este título: “”Clarito” vistió de luces la literatura taurina”. Matías Prats, representando a los medios taurinos nacionales, trató de “Clarito”, “ilustre escritor y crítico taurino”. Motor de los actos, acercamiento de don César…y autor de más detalles fue Matías Prats, admirador y amigo del riojano. Colaboró en la organización del programa el Club de Leones de La Rioja.

En nombre del homenajeado habló su hijo Diego que en breve alocución expresó mucho mostrando sus dotes  de editorialista  por las que fue galardonado a nivel nacional en su profesión periodística.

Asistió “Clarito” a una cena en Cocina Económica, con sus esposa y sus hijos, y a la novillada que a favor de esta institución se celebró el día 21 con novillos de Pedrés, mayoría aplaudidos en el arrastre, y los novilleros Manolo Tirado, Luís Miguel Campano y Zapico, de León. Los tres brindaron su primer novillo a don César.  Campano salió a hombros, Zapico cosechó 5 avisos  y pitos, con el mejor lote, y Pedrés fue obligado a saludar en el ruedo por la calidad, importancia y bravura de la mayoría de los novillos.  Los clásicos pollabobas adulones informaron a Navalón, en negativo de los novillos. El beneficio fue de 530. 000 pesetas para la institución riojana. Casi otro tanto se obtuvo en la cena benéfica con la coordinación del Club de Leones de La Rioja. Faltó mucho público al coso taurino.

De vuelta a Madrid dijo don César: “Me voy derrumbado por tanta atención. Lo han hecho tan sencillo que  me ha resultado hasta corto”.

Solo conocía a este insigne riojano por sus libros que fueron escritos entre 1933 y 1973. La mitad adquiridos en “librerías de viejo”. También por artículos publicados en “El Ruedo”, cuya edición conservo en su totalidad, y alguno en los “extras” de “Dígame”. Siempre me sorprendió que en estos pagos era “Clarito” olvidado por colectivos taurinos que me precedieron y tantos homenajes y atenciones prodigaron, entre gente importante y merecedora, a personajillos sin historial ni fundamento y a cualquier cilindro con patas que se terciara.

Pedí, rogué, insinué a varios presidentes del CTL y de otras asociaciones taurinas riojanas y me decían que si era inaccesible, resentido, rojo… ¡Disparates indocumentados! Las últimas gestiones decisivas y serias fueron de la Peña 21 y no resultaron positivas. Pasó un tiempo.

En cena privada con Matías Prats, octubre de 1980, le comenté los deseos, las pegas…Me dijo: “Eso está hecho. Déjalo de mi cuenta”. A los pocos días: “Está ilusionado. Dice que sea en buen tiempo para que no hiele. Debemos volcarnos con una cosa grande. Le he dicho lo de novillada con noveles y le ha parecido superior”. Hablé con don César y me dijo que lo que hiciera Matías estaba bien hecho.

Mediado enero de 1981 en una comida taurina se echó la muleta adelante, especialmente la Peña 21, y en febrero se creó la Federación Taurina de La Rioja que también se compromete con el homenaje como su primera actividad.

ALGUNAS NOTAS DISPERSAS

Al entretenerme rebuscando me encuentro con notas, líneas…escritas en cualquier orilla y papelillo que voy a transcribir porque “por algo” estaban perdidas.

Escribió: “Los superlativos son el sello de los tontos”. “Los pueblos chicos son, en general, zafios y mezquinos”. “Amo a algunos que no tuteo y me son indiferentes otros que me tratan de tú”. “Luis Miguel llena la plaza. Los demás torean”. “Ser pelma en el toreo es imperdonable”. “Intenso en la crónica taurina y en los afectos”. 1965: “Nunca hubo más gente en los toros y menos toros”. “Ni el espectáculo es la fiesta ni la industria es el arte”. “Mirando al respeto del público cuando el público se hacía respetar”. “Las manos hábiles de los Premios Nobel de la cirugía estética del toro”. “La mayoría de los públicos no enseñan los dientes…Ni tampoco la mayoría de una crítica comodona. Para describir actuales epopeyas emocionantes sin emoción no son menester las plumas de un fénix”. “Nunca he creído que un revistero, un crítico, un cronista de toros necesite “sine  qua non” haber toreado para serlo con acierto. Preguntan los aristarcos (crítico entendido pero excesivamente severo) ¿Ha toreado usted?…con ostensible malicia”. “Los críticos, en general, no suelen ser bien amados y los taurinos, en particular, mucho menos”. “¡Nunca!. Pese a que algo toreé…”. “Ah, pues sin haber toreado no se puede ser buen crítico”. “Compartido y reiterado por infinidad de aficionados”. “El crítico de escultura, pintura, literatura, música, cine, gastronomía, deportes…no ha menester talento de ejecución. Y se pretende que el de toros toree…y que lo coja”. “Si el crítico sabe analizar, clasificar, juzgar y describir, sabe de sobra aun cuando en su vida se haya puesto delante de un chivo. Con que “hable bien de toros”, ya sabe algo que muy contados toreros saben”. “La información si no es crítica en provecho de algo no es información”. En EL RUEDO, desde “Mi rincón”, “entretenía el ocio y la nostalgia de un jubilado en buenas carnes”. “El que trata de gustar a todo el mundo se vuelve neurótico”.

DIEGO JALÓN HOLGADO

Fue uno de los hijos de don César, nacido en 1924 en Madrid donde falleció el 1996. Periodista y licenciado en Derecho. Editorialista, cronista y escritor. Escribió en “El Español”, “Sábado Gráfico”, “Pueblo” y desde el 67 en “ABC”,  como redactor editorialista hasta la jubilación. Fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo, el Alfonso Rodríguez Santamaría de la Asociación de la Prensa y el “Luca de Tena” por el artículo “Cultura, consumo y libertad”. Otras distinciones recibidas fueron de la Cámara de Comercio e Industria, de Educación y Descanso, premio nacional del Corte Inglés o de la Cámara Sindical…Escribió muy poco de toros, fue buen aficionado,  y recuerdo en los inicios de los 60 su sección “Los toros desde la Barrera” en EL RUEDO. Un artículo tituló “Piensos”: “¿Para qué vale un toro rico en carne y pobre en fuerza y casta? A efectos de la lidia importan la fuerza y la casta. En la técnica de la bravura nada cuentan los piensos compuestos. La mayoría no soportan una pelea normal en varas y no tienen fuerza para mantenerse en pie. Sacan todos los toros en la punta de un cuerno el triunfo, la fama y la riqueza y en la del otro el fracaso, la cornada y la miseria anónima que empujaba a arrimarse con valor tremendo a Espartero. Es el dilema que seca la boca de los toreros durante la lidia y les borra la sangre de la cara”. Otros detalles interesantes exponía sobre el estoque simulado.

A su muerte se pudo leer sobre él: “Maestro de editorialistas, de suma claridad, excelente estilo, sencillez, profundidad y rigor”. En un obituario se referían a él así: “Convincente, documentado, claro y eficaz”.

Estaba casado con María Paz Barroso, hija del Teniente General Antonio Barroso Sánchez-Guerra, que fue Ministro del Ejército entre los años 57 y 62 del Gobierno Franquista. Un hijo es también periodista.

DESPEDIDA A CLARITO

“Se habla y escribe de toros con escasa preparación y documentación, se manejan cuatro tópicos, se definen mil veces las suertes, mal aprendidas…Duele que se vaya para siempre un escritorazo de la talla de César Jalón “Clarito”, un auténtico maestro de la literatura taurina y no se tenga a bien dedicarle unas letras en casi ninguna parte. “Clarito” hablaba de toros con enorme sabiduría. Daba gusto escuchar a don César y un deleite leer sus bien hilvanados razonamientos sobre la tauromaquia. Me producen risa los que se consideran el ombligo del mundo”.  Vicente Zabala. APLAUSOS.

“Don César Jalón conocía el arte de torear por dentro y por fuera de pe a pa. Nadie sabía de la fiesta de este siglo más que él. De conversación amena y fluida y argumentación siempre razonada e inteligente. Escribía muy bien de toros y era un literato de categoría. Tenía fama de ser un hombre difícil, no muy asequible a la superficialidad del trato, pero cuando era amigo de alguien lo demostraba con una entrega total. De un periodismo reposado, literario, ajeno a las urgencias y a la informática”. Vicente Zabala. A.B.C.

César Jalón “Clarito” fue uno de los mejores críticos-taurinos de la historia española. Preclaro escritor que además era riojano, aunque saliera joven de La Rioja. Hizo raya en tiempos de buena literatura. Maestro del escribir y de la enseñanza tenía la intuición necesaria para ver lo que iba a pasar antes de ocurrir. Vivía lejos de su tierra natal desde su juventud pero sin renegar de su origen. Aquí tuvo un homenaje en vida y una misa después de muerto llevado a cabo por la “Peña 21”, detalle que no han tenido sociedades más importantes en número. Descanse en paz”. LA RIOJA. 5/1/86.

“Hemos acogido las “Memorias de Clarito” como una prueba palpable de su amor a la Fiesta de los Toros donde dejó miles de crónicas, su garbo literario y su buen hacer profesional. Émulo, compañero y amigo del maestro Corrochano puestos por los lectores como un Joselito y Belmonte. Tal era el grado de popularidad y gracia con que ambos derramaron la sal de su saber taurino en las páginas de los diarios en que escribieron.

Asombra el fabuloso número de datos y vivencias personales que “Clarito” aporta en sus memorias. El trato con los hombres del toro desde Joselito y Manolete al más humilde mozo de espadas. “Clarito” hace un alarde de erudición y sus recuerdos de toda una vida son recreo y enjundia de un hombre volcado con el periodismo de su afición. Sintió en su alma de escritor y aficionado que todo lo vivido intensamente debía ser escrito sin miedo a no interesar, sin ser del todo benevolente y sin querer sobresalir, pegando palos, más que el torero. La posteridad y el aficionado le deben esta obra maestra del periodismo taurino”. Antonio Invernón Barea. “MUNDO DE LOS TOROS” 

“En la muerte de César Jalón, ministro de las letras taurinas”. Sus escritos taurinos se caracterizan por un estilo elegante, literario, incisivo, fino, hasta barroco. El eminente historiador Néstor Luján alaba su “brillantez e ingenio, sugestión y gracia y la claridad de juicio  y firmeza irrevocable de sus conceptos”. Conocía como nadie los entresijos de la fiesta. El dictador Primo de Rivera solía quejarse de que todo el mundo le tachaba de derechista y se enfadó por una crónica de Clarito. “La política es como el toreo ¿Qué importa si se torea con la derecha o con la izquierda si se torea bien?”. A lo que contestó el sagaz observador: “El general, como buen andaluz y por tanto aficionado, no ignora que el toreo con la derecha se apoya en la espada”. Willian Lyón. “EL PAÍS”

“Junto a Gregorio Corrochano fue el gran maestro de la crítica taurina en España a partir de los años veinte y estuvo ejerciendo la profesión hasta mediados los años sesenta. Su libro “Memorias” es uno de los mejores testimonios sobre el mundo de los toros escrito en este siglo”. 10/12/86. “DIARIO 16”.

“Su intuición y su espíritu inequívocamente literarios le convirtieron precozmente, en los años veinte, en un auténtico transformador de un género: El periodismo taurino. Los efectos de esa transformación siguen vivos. “Mis memorias” es probablemente el libro sobre el mundo de los toros más cuerdo, convincente y sutil que ningún español haya escrito”. 18/12/86. “DIARIO 16”.

“Como conocedor profundo del mundillo taurino relató con gracejo y amenidad sus vivencias como escritor vinculado al mundo del toreo. En el homenaje de la Peña 21, a pesar de superar los 90 años, pudimos comprobar su elegante estilo oratorio y sus conocimientos del tema que expresaba con delicadeza, elegancia y simpatía”.  Juan J. Ochoa. “ECO DEL CIDACOS”.

“Clarito ha sido el mejor cronista de toros que he  conocido con una pluma cervantina, una agudeza impresionante y unos conocimientos del toro como pocos. Vivió y escribió la época gloriosa de los colosos José y Juan. Buen maestro, y mejor amigo, era un pedagogo nato en una plaza de toros cuando estabas a su lado. Carlos Barrena. “EL CORREO ESPAÑOL”.

Pedro Mari Azofra

PIES DE  FOTO

-“Clarito” en un pasaje de la cena benéfica, con los componentes de la “peña 21” de Logroño en el coso taurino, recibiendo un brindis de Luis Miguel Campano en la novillada y en una caricatura del artista zaragozano  Carmelo Caatrad.

La entrada Desde La Rioja: «Clarito» (y III) se publicó primero en Toros de Lidia.

Read Morehttps://torosdelidia.es