CALI 4ª. Rincón, Adame y El Fandi / por Jorge Arturo Díaz Reyes

El Fandi y Joselito por la Puerta Señor de los Cristales. Foto: Camilo Díaz

A un encierro histórico de César Rincón, El Fandi le corta cuatro orejas, saliendo a hombros por la Puerta Señor de los Cristales con Joselito Adame que recibió tres e indultó el sexto. Desdibujados Arcila y el Rejoneador Borjas.
Rincón, Adame y El Fandi
Jorge Arturo Díaz Reyes
Crónica Toro / Cali, Colombia, XII 26 2021
Corrida de ocho toros. Mucho. El sexteto de Las Ventas, para lidia de a pie, cinqueño, parejo, astifino, cuajado, bello y bravo, con 508 kilos promedio. Tres negros, dos colorados y un castaño que combatieron en los medios largamente, a boca cerrada con prontitud codicia, franqueza y fondo. 
El último se valdó de los cuartos traseros en varas, y la furiosa petición de cambio fue desatendida provocando bronca mayúscula. Al primero, “Cazador”, número 28 de 510 kilos se le dio vuelta al ruedo. 
Segundo, tercero y cuarto fueron ovacionados en el arrastre y el quinto “Formal”, colorado, número 541 de 506 kilos fue indultado. Caminó de un corrida perfecta, la lesión del imponente sexto, la esacandalera y el desconcierto de lidiador y cuadrilla pusieron una inmerecida mancha en la plana, que no hizo sino contrastar la gran brillantez de la tarde rinconista. Dos toros de Salento, primero y octavo. despuntados para rejones, embestidores no encontraron muertes dignas,
Algo tiene el agua cuando la bendicen y algo tiene un torero cuando durante más de dos décadas figura como el mas contratado. Que lo piensen los que posando de puristas le miran por encima del hombro. El Fandi, torero de tres tercios, llegó a está tarde caleña, nubosa y cálida, se abrió de capa y desgrano su tauromaquia emotiva, espectacular y autosuficiente, no solo engalanando las virtudes innegables de su lote, sino dosificando y administrando las imperfecciones. Su capote relumbró especialmente en el quite a la chicuelina con el primero, y sus variados tercio de banderillas pusieron la plaza en modo delirante. Más con el quinto, galleando y parándolo en los medios. Con la muleta, sin exquisiteces pero sí con ligazón y temple dio lo justo, con oportunidad y sin trampa. Harto meritorio frente al armamento afrontado. Mató al volapié honorable, certera y limpiamente. Quizá su derechismo pesó para los izquierdistas, siempre minoría. Pero las cuatro orejas fueron exigidas con abrumadora y desafiante mayoría. Digan lo que digan el granadino gusta y vende. Estos toreros no solo son necesarios, son indispensables. La feria tan poco concurrida hasta hoy, se lo agradece y si el torno mañana comienza a echar humo habrá que recordarlo como uno de los factores.
Joselito Adame, no se vio muy por encima de la exigencias del enrazado segundo. Su faena transcurrió sin tersura, rima ni convicción. El público le aupaba y él, entre cal y arena, llegó a la suerte suprema, que cumplió a lo mero macho con una estocadón que le valió su primera oreja. Otra cosa fue con “Formal”. Gustoso a la verónica, colorido en el quite por zapopinas, y generoso, siempre a favor del bravo, luciéndolo, dándole distancia, mucha, viéndolo llegar aguantando su poderoso galope para embarcarlo en redondo. Al principio en órbitas de mucho diámetro que fue recortando poco a poco hasta ponerse a jurisdicción de cacho. La parroquia terció por la vida del toro, el mexicano prolongó la faena, igualó dos veces pero el escándalo le hizo desistir. El palco cedió y las dos orejas simbólicas fueron a sus manos paseándolas en una vuelta mexicana con corrido y todo. Sacó a César Rincón que se resistía se abrazaron muy cerca de las tablas, la ovación creció, pero el maestro se tapó de inmediato.
José Arcila, se vio desbordado por el tercero que le cogió cuando la música se insinuaba incongruente tras la primera dispar serie muleteril. Luego alterno temples con destemples, mandos con demandes y aciertos con desaciertos. Los mayores con la espada. Dos pinchazos una estocada vertical caída, un aviso y silencio, La ovación se la llevó el arrastre. Con el sexto, lesionado, todo se fue en pelea del publico con Usía mientras él y su cuadrilla deambulaban. El epílogo fue peor, una estocada ineficaz y ocho golpes de cruceta.
Oscar Borjas, emocionó en la lidia del salento que abrió la corrida. Llegó al tendido a lomos de “Buacanero”, “Cigarrera” y “Trovador”. Acertó con la ferretería, cosechó simpatías, pero cuando todo iba camino del triunfo, el segundo pinchazo descordó dejando al bravo parapléjico y la escena triste volvió a la gente contra él. Injustamente. Fue accidental. Trató de recuperar el crédito con el octavo de la tarde que se prestó menos y terminó ignorado.
FICHA DEL FESTEJO
Cali. Diciembre, sábado 26 de 2021. Plaza de Cañaveralejo. 4ª de temporada. Nubes. Menos de media plaza. 
Seis toros de Las Ventas, cinqueños, bien presentados y bravos. Dos de Salento, despuntados para rejones, de juego dispar. Vuelta al ruedo al 2º, “Cazador” Nº 28 de 510 kilos. Indultado el 6º “Formal”, Nº 541 de 506 kiolos. Ovacionados 3º, 4º 5º.
El Fandi, dos orejas y dos orejas.Joselito Adame, oreja y dos oreja simbólicas.José Arcila, silencio y silencio.Óscar Borjas, rejoneador, silencio y silencio.
Incidencias: Salieron a hombros por la Puerta Señor de los Cristales, El Fandi y Joselito Adame.
A %d blogueros les gusta esto: