Bilbao, guarrada / por Pla Ventura

¿Qué pasará por la mente de Diego Urdiales? Lo digo porque, el referido diestro amparándose en el bagaje de sus triunfos, con toda lógica merecía estar en dicha feria norteña y, si te he visto no me acuerdo, es el sentir de la empresa y, sin duda la de aquellos que han copado todos los puestos para que el drama sea todavía peor.
Bilbao, guarrada
Pla Ventura 
Toros de Lidia / 4 julio, 2022 
Ya están en la calle los carteles de Bilbao y, como ha sucedido, los mismos nos han indignado a los aficionados porque, para colmo, como se ha demostrado y he dicho millones de veces, en dicho circulo es todo mentira, sencillamente porque los éxitos no valen para nada, algo muy distinto a lo que ocurre en cualquier tipo de deporte que, el mejor, es reconocido por todos, entre otros, ahí está el caso de Rafael Nadal que, por méritos propios y haciendo honor a su valía y talento es enjuiciado por el mundo entero.
Los toreros, lógicamente, todos quieren triunfar, lo más lícito del mundo, además de ser algo muy honroso. Pero, Bilbao nos viene a demostrar que los éxitos que todos anhelan al final no valen para nada, el ejemplo es el que mostramos a continuación ante la injusticia más sangrantes que se han producido en la temporada actual y, para desdicha de todos, ha tenido que ser el Bilbao.
Diego Urdiales ha sido “asesinado” por la casa Chopera, artísticamente dicho, claro está. Si de triunfos clamorosos hablamos, el torero único que no podía faltar en el abono vizcaíno pero, ya lo dice el refrán el que he mentado miles de veces, suerte que tengas que el saber poco te vale. Y a Urdiales no le ha valido de nada el saber y mucho menos el triunfar. No olvidemos que, en la última temporada que se dieron toros en Bilbao, Urdiales firmaba una faena de escándalo igualmente premiada. Claro que, si se me apura, lo de Urdiales es mucho más grave todavía porque, el diestro de Arnedo, como sabemos, en dicha plaza ha firmado faenas inolvidables, por tanto, actuaciones irrepetibles desde que tomó su alternativa.
Los toreros que mandan en el escalafón saben que, el pastel cada día es más pequeño y eso de repartirlo entre los demás, naranjas de la China, piensan ellos como expresión muy al uso. Que se jodan los demás porque toda la tarta es para nosotros, ese es el sentir de las figuras del toreo que no reparan en nada, salvo en llevarse a casa todo lo que puedan, por lo civil o por lo criminal, nada importa. Siendo así, ¿de verdad cree alguien que quedan más puestos?
Las figuras que no son tontos y saben de sus carencias saben que, para ganar lo mismo tienen que trabajar el doble, algo que he dicho muchas veces y, el ejemplo lo tenemos precisamente en Bilbao en que, días pasados, en la fecha de la reapertura de la plaza con el cartel más grande que se pueda confeccionar, Manzanares, Talavante, Roca Rey y Pablo Hermoso de Mendoza, poco más de media plaza como aforo. O sea, el fracaso más estrepitoso que nadie podía imaginar, algo que les ha hecho pensar a los de arriba, razón por la que han elegido el triplete y, como dije, otros el doblete; todo con la finalidad de llevarse lo que hasta hace poco tiempo eran sus honorarios en un solo festejo.
Tras lo explicado, ¿duda alguien que el toreo es todo mentira? ¿Qué pasará por la mente de Diego Urdiales? Lo digo porque, el referido diestro amparándose en el bagaje de sus triunfos, con toda lógica merecía estar en dicha feria norteña y, si te he visto no me acuerdo, es el sentir de la empresa y, sin duda la de aquellos que han copado todos los puestos para que el drama sea todavía peor. Ha vuelto Talavante sin que nadie le reclamara y, como dije, ha sido contratado para Bilbao. La hecatombe la tenemos servida. Eso sí, no ha habido problema alguno para contratar a Tomás Rufo, Ginés Martín e incluso a Álvaro Lorenzo. Y; dentro de todos los males contamos con la presencia de Ángel Téllez, el rotundo triunfador de Madrid y, al final de la cuestión, Paco Ureña sabe cómo ha tenido que arrodillarse ante la empresa porque, cinco minutos antes de que aparecieran los carteles no contaba nadie con él.
Todos, en el pecado llevarán la penitencia porque, como ha ocurrido en todas las ferias de Junio, que las figuras vean medio aforo cubierto, en realidad no cabe peor desdicha. En realidad tienen lo que se merecen.

A %d blogueros les gusta esto: