MÁS NOTICIAS
03/04/2024

Asilo mediático para ex toreros / por Ricardo Díaz-Manresa

No fallan: en cuanto dejan de torear, se van a la selva mediática. Desaparecido el periodismo y sustituido por la comunicación global, todo vale. Pero no sólo en el toreo sino en todas las actividades públicas. A la Cifuentes la echan de la política, por torpe (increíble que llegara al puesto de presidente de la Comunidad de Madrid, cuyo caso es común ahora ya que estamos llenos de inútiles) y… prontito a los platós y a la paguita. 
El humorista, antes futbolista, Joaquín, a los platós -ya retirado- a hacer su programita y sus gracias, que al que más hacen reir es a él. Y con él, muchísimos del balompié, famosos o menos famosos comentaristas. Todo vale, aunque no sirvan ni para analizar los partidos de segunda división.
Asilo mediático para ex toreros
Ricardo Díaz-Manresa
AvanceTaurino/08.XII.2023
Y ahora El Cordobés-Díaz, que toreaba poco, casi nada en los ruedos, y ahora hace el paseíllo a diario en los platós, aportando su simpatía y cara de buena persona y muy poquito más. Del ruedo de verdad al ruedo mediático. Al asilo para ex toreros, futbolistas, actores, políticos etc.

Otro instalado, que parece de plantilla, es Ruiz Miguel, en el Canal Sur. A todas horas y a todos los programas. Simpático y amable. Ganadero y profesor a la vez, aprovecha el tiempo.
Tampoco el multiDávila pierde oportunidad. Está en todo. Único superviviente de los de Movistar a OneToro.Unique. Y en todo es en todo: comentarista, programador, entrevistador, director de serie, además de, fuera de estos platós, apoderado, profesor de principiantes, incursiones en otras televisiones, comentarista de radio… ¿Hay algo más? Llena los asilos mediáticos y todos los demás.
Cuando empezó la moda, los retirados de otras profesiones ejercían como asesores técnicos pero, con el tiempo, han ocupado todo el espacio hasta algunos o bastantes ser presentadores. En los programas de la basura, con ser famosilla o haber tenido relaciones con alguno o varias/os, pues colocada o colocado.
Como no hay ley que regule nada, pues se aprovechan y hacen lo que les da la gana. Mientras, para ejercer lo que antes se llamaba periodismo, salen cientos de estudiantes de las Facultades de Ciencias de la Información, Imagen, Sonido y de todo y algunos se colocan (con sueldos bajitos), otros se van a oficinas de prensa, muy variadas por cierto, y el resto se queda en paro.
No pongo la lista de comentaristas toreros en Movistar (el que más duró fue Emilio Muñoz) porque sería como una lista telefónica y tampoco la de OneToro.Unique, uno y únicos, para no engrosar más los del asilo. Hay un caso, tremendo, en Telemadrid que un apoderado, Luis Migel Encabo, además de ganadero, opinaba desde el micro mientras actuaba su torero. Y los profesionales titulados alternando con ellos tan ricamente. En fin…
Así está esto, pero las Facultades de Ciencias de la Información no las cierran y miles y miles de estudiantes -¿insensatos-? llenan cada curso las aulas para obtener un título para ejercer una profesión que el resto del mundo puede ejercerla sin él. Y así desde el pasado siglo cuando las Escuelas de Periodismo, después transformadas en Facultades.