Así, así, así golea Karim: ¡el Madrid toma Londres y huele las semifinales de Champions!

El Real Madrid conquistó Stamford Bridge y se llevó una grandísima victoria por 1-3 en el partido de ida de cuartos de final de la Champions. Benzema, el gran protagonista de la noche, con tres goles. 

Así, así, así golea Karim: ¡el Madrid toma Londres y huele las semifinales de Champions!
–El Real Madrid ganó 1-3 en Stamford Bridge con tres goles del delantero francés.
D.C. 6  Abril 2022
La puesta en escena del Madrid en Stamford Bridge tuvo una dosis de sorpresa. No ya por la presencia de Valverde, algo que se medio esperaba, sino porque el uruguayo se colocó como una especie de carrilero en la zona derecha, un correcaminos que lo mismo estaba defendiendo en el lateral que atacando en el extremo.
‘Larguerazo’ de Vinicius.
De hecho, el jugador ahora bautizado como el halcón, fue el encargado de capitanear la primera gran ocasión del Madrid. Fede se metió de lleno en una presión sobre Azpilicueta y consiguió robar una pelota para lanzar una contra brutal del cuadro merengue. Benzema le puso la magia a la jugada con un tacón para que el uruguayo, que había iniciado todo, se disparara hacia la meta local dejando una pelota sobre Vinicius para que éste, tras un recorte, se topara contra el larguero de la meta de Mendy.
El Madrid había perdonado una ocasión clarísima, Vinicius se lamentaba tras el fallo, pero había mostrado sus garras. Bastante más de lo que hizo el pasado año, momento en el que había sido arrasado.
El equipo de Ancelotti, lejos de frustrarse por haber perdonado el 0-1, sacó el rodillo para hacer del Chelsea un muñeco de trapo. Y lo hizo gracias al de siempre, a Benzema, el auténtico líder de este equipo y, sin dudarlo, el jugador más en forma del panorama mundial en estos momentos.
Benzema, recital con dos golazos de cabeza
Y es que en cuestión de tres minutos, los que transcurrieron entre el 20’ y el 23’, Karim marcó dos auténticos golazos, a cual mejor. En el primero de ellos, el ‘9’ blanco cabeceó a la red un centro con la izquierda de un Vinicius que, previamente, había retratado al futuro defensa del Barcelona, Christensen. Benzema puso el balón en la escuadra y lo celebró a lo grande junto a su asistente, sabían la que habían armado. Una obra de arte.
Eso sí, Benzema pareció no haberse quedado completamente satisfecho con el golazo que había metido y se superó en la acción del 0-2. En esta ocasión el centro vino por la otra banda, desde la derecha, y por obra de Modric. El resto es puro verso. Retrocediendo, colocando la cabeza y dándole al balón una fuerza que no tenía, el ‘9’ blanco ajustaba la pelota al máximo para que el cuero besara la red. No era Santillana, tampoco Cristiano pero ambos remates con la testa, especialmente este segundo, fueron de museo. El Madrid mandaba 0-2. Resultado ideal.
Havertz sorprendió a Carvajal y marcó
El Madrid había jugado cerca de 30 minutos espectaculares. Por los goles, por lo bien que estaba presionando, por lo incómodo que le estaba haciendo el encuentro a su rival…sin embargo, en parte por el empuje local y otro poco porque el equipo blanco decidió refugiarse en bloque bajo, el Chelsea empezó a respirar. Y lo hizo, además, aprovechando uno de los pocos errores que tuvo el cuadro de Ancelotti, con Havertz ganándole la espalda a Carvajal y cabeceando la pelota al fondo de la meta de Courtois. Con todo, el Madrid mandaba al descanso tras firmar una primera mitad de notable alto.
Benzema, hat trick tras robarle la cartera a Mendy
Si a Ancelotti y a sus muchachos les hubieran pedido un inicio ideal de segundo tiempo habrían calcado lo que sucedió en Stamford Bridge. Benzema había marcado dos golazos pero se había guardado para el primer minuto de este segundo acto otro de sus ‘trucos’, el de poner nervioso al portero rival. Y es que el ‘9’ blanco, en un alarde de fe para ir a presionar al meta local, Mendy, fue capaz de provocar el fallo de éste en su toque hacia Rudiger. Karim les robó la cartera a ambos, al portero y al defensa, y no perdonó, con la portería vacía, el 1-3. El Madrid golpeaba de nuevo en un momento psicológico, de los que de verdad hunden la moral del rival. Karim a lo suyo, tras meterle tres al PSG, otros tres al Chelsea. Casi nada.
Como era de esperar, el Chelsea apretó con los cambios. Entró Lukaku para darle potencia a su ataque mientras el Madrid, con la salida de Militao por un golpe en la rodilla, empezaba a ver peligrar su estado físico. Modric, Kroos, Valverde…todos notaban el paso de los minutos y el desgaste tan bestial que habían sufrido. El 1-3, aun sin el valor doble de los goles fuera de casa, era un botín demasiado valioso como para perderlo en un mal final de partido. Ancelotti metió a Camavinga para tratar de igualar en físico a su rival, el apartado más débil del Madrid para la recta final del choque.
El Madrid defendió su ventaja a fuego… y con éxito
El Madrid supo aguantar los empujes rivales con honor, con Valverde dejándose la vida, con Modric peleando hasta el último segundo, en definitiva, con los valores del Madrid de esfuerzo y tesón luciendo mientras los de Ancelotti daban un paso de gigante para colarse en las semifinales de la Champions tras un partido que siempre llevará el sello de Benzema. Una noche para recordar…y que debe ser rematada el próximo martes.
Ficha técnica
Chelsea 1: Mendy; Christensen (Ziyech 46’), Thiago Silva, Rudiger; James, Kante (Kovacic 46’), Jorginho (Cheek 63’), Azpilicueta; Mount, Havertz y Pulisic (Lukaku 63’)
Real Madrid 3: Courtois; Carvajal, Militao (Nacho 63’), Alaba, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric, Valverde (Ceballos 85’); Vini Jr y Benzema (Bale 85’)
Goles: 0-1 Benzema (20’), 0-2 Benzema (23’), 1-2 Havertz (40’), 1-3 Benzema (46’)
Árbitro: Clement Turpin. Amonestó a Militao, Rudiger
Estadio: Stamford Bridge.
A %d blogueros les gusta esto: