Ángel Téllez, un sustituto cabal / por Pla Ventura

Si no recuerdo mal son cinco años los que lleva este chico con la ilusión de remontar el vuelo y, les puedo asegurar que es de los pocos que en verdad merecen todo el crédito del mundo porque se trata de un torero artista, nunca de un impostor implantando el toreo moderno que tanto encandila a los ignorantes.

Ángel Téllez, un sustituto cabal

Pla Ventura
27 de Mayo de 2022
Tras el anuncio por parte de la empresa de Madrid de que, en el día hoy, Ángel Téllez, sustituye a Emilio de Justo en Las Ventas, dicha acción nos sabe cómo una bocanada de aire fresco a los aficionados. Bien es cierto que, frente a la corrida de Araúz de Robles, Ángel Téllez firmó los naturales más bellos de la feria, justamente los que encandilaron a todo el mundo, cosa muy natural y lógica.

Si no recuerdo mal son cinco años los que lleva este chico con la ilusión de remontar el vuelo y, les puedo asegurar que es de los pocos que en verdad merecen todo el crédito del mundo porque se trata de un torero artista, nunca de un impostor implantando el toreo moderno que tanto encandila a los ignorantes. Confiemos que, en el día de hoy, los toros de Victoriano del Río le permitan el lucimiento por aquello de que embistan con esa claridad que tantas veces lo han hecho los citados toros que, como sabemos, frente a ellos se han firmado faenas memorables. Claro que, tampoco echemos las campanas al vuelo porque ya sabemos lo que le ocurrió a Ricardo Gallardo el pasado miércoles que, tras un triunfo de clamor con la novillada, en la corrida fracasó con estrépito.

Como fuere, es alentador que Ángel Téllez repita en Madrid y, lo que es mejor, sustituyendo a un auténtico ídolo en Las Ventas como es Emilio de Justo. Bien es cierto que, para que todo el mundo lo sepa, el pasado año Ángel Téllez firmó una de las faenas más emocionantes de la temporada, la que me impactó y a la que me he referido en varias ocasiones. Lo dicho sucedió en un pueblo, Bargas, en la provincia de Toledo en que en dicha tarde, el toledano llevó a cabo una faena memorable frente a un toro  del Conde de Mayalde, por cierto, astifino, con trapío para Madrid y encastado como pocos; una faena que, de haberle cambiado el escenario, a estas alturas ya habría cambiado el curso de la historia de Ángel Téllez. El problema de algunos toreros como el citado es que, ese toro soñado, en ocasiones sale donde no debiera, aunque siempre es positivo que un toro embista con claridad y que un torero le venza por completo. Al final, siempre debemos ver la parte positiva porque, de no haber toreado aquel toro que cito en el pueblo aludido, a estas horas no podríamos hablar del triunfo que lograra este nuevo artista del toreo.

Al margen de que el torero triunfe, cosa que deseamos con fervor, luego tiene que combatir contra los imponderables que se cruzarán en su camino que, como primer freno, éste no será otro que la falta de puestos para que pueda entrar a formar parte de muchos carteles en los que, por méritos artísticos debería de estar el muchacho. Pero bueno, ese será otro problema que vendrá más tarde, lo primero que tiene que hacer el chico, al menos intentarlo con todas su fuerzas, debe ser lograr el triunfo grande en Madrid que, como advierto, tampoco garantiza nada, pero lo que si no tiene garantía ninguna es torear en Madrid y no hallar el éxito, eso sí supone una sepultura artística, cosa que no queremos para este chico.

La empresa de Madrid que ha hecho muchas cosas a la deriva, en esta ocasión hay que aplaudirles que se hayan acordado de un torero que, días pasados firmó, como dije, los naturales más bellos que se han dado este año en Las Ventas y, si eso no se hubiera premiado sería la canallada más grande del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: